martes, 20 de octubre de 2009

Juan Ramón Jiménez: "A Isaac Albéniz en el cielo de España"




"¡Frente a tus ojos mustios era el sol una rosa
de claras armonías;
la tarde hablaba, pura, dorada y luminosa,
cuando tú te morías!

¡Tu corazón, helándose; la hora sonriente
oliendo ya a ti yerto...;
en el poniente, España; más allá del poniente,
el infinito, abierto!

-¡Sevilla, Triana, El Puerto, todo lo que a tu alma
fue torrente sonoro,
estaría, a esa hora, soñando en una calma
de ilusión y de oro!

La arboleda, meciendo su renacer florido,
Guadalquivir, corriendo,
los pájaros más dulces suspirando en el nido
del sol que iba muriendo...-

¡Oh, qué suspiro hondo, sangriento, inestinguible,
-¡ciega Naturaleza!-,
qué anhelo de querer detener lo imposible,
qué espanto y qué tristeza!

Tú, que dejaste mi alma de bruma, tantas veces,
clara y estremecida,
acoje esta guirnalda, que cuelgo en tus cipreses,
de rosas de mi vida.

¡Mi jesto es doloroso, y mi mirada errante
llora, al dártelas, tanto!
...¡Si una perpetuidad viniera a hacer constante
el ademán y el llanto!

Maestro: un rosal cálido de tristes savias rojas
las sacó de mi entraña;
entre las maravillas de sus mojadas hojas
yerra el olor de España...

¡Sí, juntas en la tierra, florecerán un día,
como dos claridades,
tu ardiente melodía, mi ardiente poesía,
...nuestro afán de ciudades!

...Sevilla, Triana, El Puerto -¡y tu alma y mi alma!-,
Guadalquivir sonoro,
¡todo, en la eternidad, bogará en una calma
de ilusión y de oro!"




El anterior poema, obra de Juan Ramón Jiménez, y reproducido aquí con absoluta fidelidad a la particular ortografía del poeta andaluz, está recogido en su libro de 1910-1911 Laberinto. El pasado 18 de mayo de 2009 se cumplió el primer centenario del fallecimiento del gran compositor y pianista catalán, español y universal Isaac Albéniz, nacido en Camprodón, Girona, en 1860, y muerto en Cambo-les-Bains, Aquitania, Francia, en 1909.

(Imagen 1: Retrato de Isaac Albéniz.)

(Imagen 2: Retrato de Juan Ramón Jiménez.)

2 comentarios:

argazedon dijo...

?Es una falta tuya tan horrenda, lo de 'jesto' o es que así fue escrito por el autor?

Antonio Daganzo dijo...

Hola, argazedon:

"Jesto" fue escrito así por el autor. Juan Ramón tenía sus propias leyes ortográficas: entre ellas, la de utilizar siempre la "j" en los casos en que se escribe "ge" o "gi".

Muchas gracias por tu lectura y comentario. Un cordial saludo.

OBRAS DE ANTONIO DAGANZO:

SIENDO EN TI AIRE Y OSCURO
Editorial Slovento, Colección Poesía, Madrid, 2004.
Prólogo de Bernardino M. Hernando - Ilustraciones de Eugenia Ábalos y Jorge Canto.


QUE EN LIMPIDEZ SE ENCUENTRE
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", n°117; Madrid, 2007.


MIENTRAS VIVA EL DOLIENTE
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", nº 217; Madrid, 2010; 2ª edición, 2014; 3° edición, 2015.
En Ecuador: El Quirófano Ediciones, Guayaquil, 2014.
Libro recomendado por la Asociación de Editores de Poesía (España).
Finalista del Premio de la Asociación de Editores de Poesía 2010.


LLAMARSE POR ENCIMA DE LA NOCHE
Ril Editores, Colección Poesía, Santiago de Chile, 2012.
Texto de contraportada de Guido Eytel.
Con el patrocinio de la Facultad de Ingeniería, Ciencias y Administración de la Universidad de la Frontera, Temuco (Chile).
Mención de Honor "Luis de Góngora y Argote" de Poesía, concedida por el Instituto de Estudios de Literatura Contemporánea (España).


CLÁSICOS A CONTRATIEMPO (La música clásica en la era "pop-rock")
Ensayo divulgativo sobre música culta.
Ediciones Vitruvio, Madrid, 2014.
Ilustraciones de Eugenia Ábalos.


JUVENTUD TODAVÍA
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", n° 527; Madrid, 2015.
Premio de la Crítica de Madrid 2015.
Premio "Sarmiento" de Poesía (Valladolid, 2017).


CARRIÓN
Ediciones Vitruvio, Colección de narrativa "De Jaque Libros", nº 4; Madrid, 2017.

Sinfonía de las palabras. Textos de Antonio Daganzo. Edición de Vicente Etxarte.

Loading...