viernes, 26 de marzo de 2010

Un poema: "Bajo llave", de Arturo Ledrado




"Un cuarto trastero:
para aquellos libros de aventuras
profusamente iluminados a plumilla;
para las botas montañeras
de suela alta, puntera reforzada
y cordón rojo de doble largo;
también para la caja de bombones,
dulce sarcófago de viejas instantáneas,
guarida de los sueños hibernados;
y para la colección científica de mariposas
y el álbum de cromos y un centenar
de latas de cerveza caducadas.

Incluso un cuarto trastero
donde esconder esas cartas de amor
que no fuimos capaces de liberar a tiempo
y que aún hoy, sin ruborizarnos,
sabríamos recitar de carrerilla.

Es importante,
y hasta imprescindible,
disponer de un cuarto trastero:
con su pérgola y sus baldas,
su cajón de sastre,
la escalera de mano y una caja
llena de inútil herramienta,
y polvo,
mucho polvo en los rincones.
No vaya a ser que a cada instante
un objeto común y ajado nos recuerde
que ayer pasó,
que una parte significativa de nosotros
es ya materia de arqueólogos,
que quisiéramos ser hoy
los mismos nómadas de entonces,
y que quizá no mereciese la pena hipotecarse
en las 144 letras
de una casa con trastero."


Este poema, "Bajo llave", de sutil e irónica nostalgia, pertenece al muy interesante libro del año 2000 Arqueología submarina (Ediciones Prima Littera, Colección "Textos Amarillos", Rivas-Vaciamadrid), obra de mi buen amigo Arturo Ledrado (Madrid, 1959), poeta, narrador, editor e infatigable gestor cultural.

viernes, 19 de marzo de 2010

"Poemas de género: Mujeres poetas" en Rivas-Vaciamadrid



El próximo día 25 de marzo tendrá lugar, en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, una sesión especial del ciclo de divulgación literaria "Poesía de OídAs", que llevará al público ripense, para festejar este año el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo), una recreación de la velada "Poemas de género: Mujeres poetas", con la participación de autoridades municipales y otras lectoras invitadas.

La sesión, recientemente ofrecida en la vecina localidad de Arganda del Rey, basará de nuevo sus contenidos en una selección de textos creados por destacadas poetas de España e Hispanoamérica, como Rosalía de Castro, Gabriela Mistral, Alfonsina Storni, Carmen Conde, Rosa Chacel, Nana Gutiérrez, Gioconda Belli, Ana María Navales, Ana Rossetti o Almudena Guzmán. La velada, inserta en el ciclo literario ripense "Una biblioteca, un libro", cuenta con la colaboración de la Asociación Cultural "Prima Littera" y del Comité de Poesía del Centro UNESCO de Madrid.


Lugar y hora de celebración: Sala Polivalente del Centro Cultural "Federico García Lorca", Plaza de la Constitución nº 3, Rivas-Vaciamadrid (Madrid) / 19:30 hrs.

Co-dirigen y presentan: Carolina Barreira y Antonio Daganzo.





(Foto 1: La poeta chilena y Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, saludando.)

(Foto 2: Retrato de la poeta española Ana Rossetti.)

viernes, 12 de marzo de 2010

Un final de Prokofiev (A propósito de la "Quinta Sinfonía")

Recordaste el comienzo.
Debía ser la partitura
"expresión de la grandeza del espíritu humano",
como tú definiste
para interno consumo,
dicha de gerifaltes
y preservar tu cuello.
1945, Unión Soviética:
dogmatismo festivo o amenaza,
experimentos nunca.
Pero te pudo el genio, el lenguaje
tan arduamente conquistado
y no otra cosa,
y, por si dudaban todavía
del libérrimo compás hacia la nube
que un viento dirigido no desgarra,
al punto propusiste el "Allegro giocoso",
el clarinete en vena,
los payasos del pueblo equivocando notas,
y al final la retórica sarcástica
de la coda que abjuraba de sí misma,
reiteración una y mil veces,
lugares conocidos muy poco conocidos,
qué hermosas disonancias burlándose de todo.
No te lo perdonaron, Sergei:
estabas fuera del júbilo,
no pueblo sino artista que disfruta en los flancos,
y la celebración devino fiesta loca,
alboroto.
"¡Formalista!", gritaron,
y te cubrieron de vergüenza marchitos los honores.
Hoy aturde tu música como el vodka a raudales.




(Imagen: Retrato del compositor ruso, de origen ucraniano, Sergei Prokofiev.)

sábado, 6 de marzo de 2010

Un poema: "Galope muerto", de Pablo Neruda



"Como cenizas, como mares poblándose,
en la sumergida lentitud, en lo informe,
o como se oyen desde lo alto de los caminos
cruzar las campanadas en cruz,
teniendo ese sonido ya aparte del metal,
confuso, pesando, haciéndose polvo,
en el mismo molino de las formas demasiado lejos,
o recordadas o no vistas,
y el perfume de las ciruelas que rodando a tierra
se pudren en el tiempo, infinitamente verdes.

Aquello todo tan rápido, tan viviente,
inmóvil sin embargo, como la polea loca en sí misma,
esas ruedas de los motores, en fin.
Existiendo como las puntadas secas en las costuras del árbol.
Callado por alrededor, de tal modo,
mezclando todos los limbos sus colas.
¿Es que de dónde, por dónde, en qué orilla?

El rodeo constante incierto, tan mudo,
como las lilas alrededor del convento,
o la llegada de la muerte a la lengua del buey
que cae a tumbos, guardabajo, y cuyos cuernos quieren sonar.

Por eso, en lo inmóvil, deteniéndose, percibir,
entonces, como aletea inmenso, encima,
como abejas muertas, o números,
ay lo que mi corazón pálido no puede abarcar,
en multitudes, en lágrimas saliendo apenas,
y esfuerzos humanos, tormentas,
acciones negras descubiertas de repente
como hielos, desorden vasto,
oceánico, para mí que entro cantando,
como con una espada entre indefensos.

Ahora bien, ¿de qué está hecho ese surgir de palomas
que hay entre la noche y el tiempo, como una barranca húmeda?
Ese sonido ya tan largo
que cae listando de piedras los caminos,
más bien, cuando solo una hora
crece de improviso extendiéndose sin tregua.

Adentro del anillo del verano
una vez los grandes zapallos escuchan,
estirando sus plantas conmovedoras,
de eso, de lo que solicitándose mucho,
de lo lleno, obscuros de pesadas gotas."




Este oscuro y tremendo poema de Pablo Neruda, "Galope muerto", pertenece a su atormentada y visionaria obra Residencia en la tierra, cuya primera edición vio la luz en Madrid en 1935.

Con él queremos hacernos eco del sufrimiento del pueblo de Chile tras los recientes terremoto y maremoto que han causado tanto dolor y devastación, desde la absoluta certidumbre de la fortaleza de este país hermano, que, una vez más, se levantará de sus ruinas para dar un nuevo ejemplo al mundo de coraje y dignidad.

OBRAS DE ANTONIO DAGANZO:

SIENDO EN TI AIRE Y OSCURO
Editorial Slovento, Colección Poesía, Madrid, 2004.
Prólogo de Bernardino M. Hernando - Ilustraciones de Eugenia Ábalos y Jorge Canto.


QUE EN LIMPIDEZ SE ENCUENTRE
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", n°117; Madrid, 2007.


MIENTRAS VIVA EL DOLIENTE
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", nº 217; Madrid, 2010; 2ª edición, 2014; 3° edición, 2015.
En Ecuador: El Quirófano Ediciones, Guayaquil, 2014.
Libro recomendado por la Asociación de Editores de Poesía (España).
Finalista del Premio de la Asociación de Editores de Poesía 2010.


LLAMARSE POR ENCIMA DE LA NOCHE
Ril Editores, Colección Poesía, Santiago de Chile, 2012.
Texto de contraportada de Guido Eytel.
Con el patrocinio de la Facultad de Ingeniería, Ciencias y Administración de la Universidad de la Frontera, Temuco (Chile).
Mención de Honor "Luis de Góngora y Argote" de Poesía, concedida por el Instituto de Estudios de Literatura Contemporánea (España).


CLÁSICOS A CONTRATIEMPO (La música clásica en la era "pop-rock")
Ensayo divulgativo sobre música culta.
Ediciones Vitruvio, Madrid, 2014.
Ilustraciones de Eugenia Ábalos.


JUVENTUD TODAVÍA
Ediciones Vitruvio, Colección "Baños del Carmen", n° 527; Madrid, 2015.
Premio de la Crítica de Madrid 2015.
Premio "Sarmiento" de Poesía (Valladolid, 2017).


CARRIÓN
Ediciones Vitruvio, Colección de narrativa "De Jaque Libros", nº 4; Madrid, 2017.

Sinfonía de las palabras. Textos de Antonio Daganzo. Edición de Vicente Etxarte.

Loading...